martes, 4 de julio de 2017

Hola :)

Soy tan feliz al recordarlo...Las cosas más sencillas, suelen ser las mejores.

Una sonrisa sincera, un "hola"...

Había visto ilustraciones tipo esta*:
(*un sencillo hola puede llevarte a un millón de cosas)

Y sinceramente, no me las creía.
No creía que un saludo pudiera llevarte a nada más que a otro, y me equivocaba.

Igual que una llave, si entra en la cerradura correcta abre esa puerta, un "hola" a la persona, o de la persona correcta, abre un mundo de posibilidades.

En mi caso me trajo cantidades de ilusión y ganas que creí que no existían, y hoy me lleva, con toneladas de éstas, a unos cuantos kilómetros de mi ciudad.
Sin embargo, ahora allí me siento como aquí, en casa, porque esa "hola" abrió la puerta de mi hogar, mi maravillosa mitad.

Nunca subestiméis el poder de algo pequeño, puede suponer lo más grande que te haya ocurrido jamás.

¡Buenos días!


miércoles, 7 de junio de 2017

Erase una vez...

Erase una vez una niña muy soñadora. 

Imaginaba como sería su vida futura abrazando la almohada antes de dormir, deleitándose en cada detalle, llenándose de ilusión con sólo poder pasear y vivir en sus sueños pre-sueño, escenarios y pasajes tan bonitos como eran. 
En ellos, nada malo podía ocurrir, no existía maldad, no existía enfermedad, no había envidia...todo era precioso, inocente, puro.

La niña fue creciendo y, a pesar de perder ingenuidad, en su corazón seguía albergando la esperanza de encontrar esas sensaciones en el mundo real, que realmente era más duro de lo que pudo sospechar...

Tuvo gran felicidad pero también fueron muchos los golpes, grandes y pequeños. Unos escocieron, un poquito o una barbaridad, otros dolieron de verdad, y los peores, cumplieron su misión, la de enseñar.

Aprendió muchas cosas, incluso las más maravillosas, desde el error, desde el dolor, y así, se dio cuenta de que hasta rotos, su esperanza y su corazón no dejaban de latir ni susurrar "sigue adelante, no te rindas jamás"

Asustada y decidida, por fin creyó que podría. 
Y pudo.

Hoy está plenamente agradecida, sabe cuan importante fueron todas las personas y cada uno de los acontecimientos que pasaron por su vida, y sigue confiando en su interior y en la vida...Vida que le reservaba, y reserva, aún muchas alegrías...

Darse cuenta de su suerte en este mundo y disfrutar de ella, encontrar a su mitad -su milagro particular (picu tqum)- y volver a querer con el alma, un nuevo destino, un nuevo comienzo, esperanza, ilusión, otra oportunidad...felicidad.

A veces se hace difícil continuar, pero, como dice el refrán simplificado "si crees que puedes, podrás"

Merece la pena.




miércoles, 19 de abril de 2017

Haz caso a tu sonrisa

Querer de verdad es lo más bonito que puede vivir una persona. 
Entregarse de verdad.
Amar.

Yo lo hice, y creí que una vez cumplido el sueño de mi vida, el tiempo que me quedaba, era una especie de "recreo" que ocuparía en otras cosas, en querer de otras maneras...y así, ya me sentía afortunada...

Pero la vida es preciosa, y sobretodo, sorprendente, y de igual manera que es capaz de desgarrarte el alma, un día (si no te cierras a ello) descubres que te regala personas capaces de curarla. Personas tan preciosas que te dejan de nuevo sin palabras, y te cogen de la mano y te levantan, te cuidan sin esperar nada, te devuelven la ilusión y te dan una nueva oportunidad.

Son milagros que la vida te reserva y te preguntas estupefacta y admirada, que habrás hecho para merecerlos, pensando solo gracias. Gracias, gracias, gracias.

Ha habido y hay muchas personas en mi vida así de bonitas, mis padres, mi hermana, mis nenas, mis viejos y nuevos e increíbles amigos y TÚ 

TQUM





lunes, 10 de abril de 2017

Tiempo de milagros

¿Quien no ha oído eso de "milagros ocurren ocurren todos los días"? ¿Y quien no ha añadido mentalmente "si, pero debe ser a los demás"?

Pero como  en todo lo mágico, como en todo lo divino, hay que estar dispuesto a ello, pues sólo lo que no se intenta es imposible.

La vida es preciosa, es única, es un regalo, un camino en el que hasta lo malo, tiene mucho bueno que enseñarte, un aprendizaje, algo tan especial que siempre se le debe dar otra oportunidad, hasta cuando estés convencido de que no la habrá.

"Te van a pasar cosas maravillosas, confía en mi" fue el preludio de la cosa más espantosa que me ocurrió, pero seguí, no sin un horroroso dolor y desesperanza, no sin un increíble esfuerzo, que como siempre trae recompensa... Me conocí, entendí para que estamos aquí, me recompuse, traté de confiar y tenías razón. 

Un milagro ha llegado a mi y casi no puedo creer lo afortunada que soy.

Nunca te rindas, sigue adelante, vuelve a empezar. Mientras hay vida, hay esperanza y la vida es eterna ;)

Mi corazón se desborda.


lunes, 3 de abril de 2017

Lo que queda por ganar.

Esta es la imagen que ha llegado a mi hoy...y es una frase que en más de una ocasión ya me dijo un angelito que tengo en el cielo.

¿Señal? Creo que si. Y en el momento adecuado. Como sueles hacer.

Lo prometí y voy a hacerlo.

Seré feliz, seguiré adelante, correré el riesgo, jamás me rendiré.

Me siento una privilegiada por haber ganado ya tanto, y además tener la oportunidad de seguir haciéndolo.

Gracias por enseñarme tanto, gracias por todo, mi chico.

jueves, 2 de marzo de 2017

VALOR

Esta mañana he guardado esta preciosa imagen para que me inspirara algún post...y por la tarde, un comentario en instagram lo hacía...

Hablaba del VALOR, preciosa palabra con multitud de acepciones, y en concreto se formulaba esta pregunta:

 "¿Las personas valemos por lo que nos valoramos o por lo que nos valoran los demás?"

Entran en juego demasiados factores para dar una respuesta cierta y válida...y sin querer me he imaginado por un momento al típico personaje con un ego desmedido que se auto valora muy por encima de lo que vale en realidad. O la típica persona que por el contrario no se valora nada, y es el mundo entero para muchas otras...y también las personas "normales" con un ego y valoración personal normal, o un niño que jugando a contraluz con una manta cree ser Batman y poder volar....

¿Quien vale más? No creo que el valor lo determine uno mismo, ni los demás. 
Como he dicho en la app., creo que el valor de las personas lo determina su capacidad de amar.

De nuevo, todo, una y otra vez me lleva al amor sin poderlo evitar.

Todo una y otra vez me demuestra que es el amor lo que vale la pena de verdad.

Y no hablo solo de amor romántico, hay muchos tipos más. Cuanto más amor, más valor. Valor para luchar, valor para arriesgar, sacrificar, respetar, compartir, amar, construir, perdonar, continuar...Valor que se traducirá en conductas que seguirás y en otras, que no harás jamás. 
Valores, valor, amor...Cuanto más valor, más amor. Valía como persona, valía como ser humano capaz de todo lo anterior.

Échale valor. Échale amor.
Ama y valdrás.

Foto "Batman" de Anna Kuncewicz.

lunes, 20 de febrero de 2017

"¿Después de todo este tiempo?"
"SIEMPRE"

Cuando sabes, sientes o guardas algo en tu corazón, 
no importa el tiempo que pase. 
Lo sabrás, sentirás y tendrás 
SIEMPRE.



jueves, 16 de febrero de 2017

Si, voy al psiquiatra.


Y lo que resta decir es que no estoy loca...pues parece que, erróneamente, siempre hemos creído que esa era la razón para ir.

 No se si estoy loca, primero habría que definir el concepto de locura, y desde un punto de vista no estrictamente médico, eso es como tratar de describir el amor, y cómo lo siente cada persona.

 De cualquier manera, el tema principal es entender que al igual que voy a otros médicos, y no tengo ninguna enfermedad, una visita a éste, me parece fundamental. Sobre todo cuando se presenta algún acontecimiento o situación difícil de entender y/o superar.

 Hace casi seis meses perdí a mi novio por una enfermedad mal tratada, y quizá las cosas hubieran sido diferentes, si visitar al psiquiatra fuera algo más cotidiano, y si las enfermedades mentales, se entendieran como cualquiera otras y como lo que son, enfermedades. 
 Ni son elegidas, ni te definen, ni eres menos fuerte, ni menos valiente si te afectan y sobretodo, normalmente, no se curan solas...

Ignorarlas las agrava, complican la vida propia y del entorno, restan calidad, y en los casos más graves, sin tratamiento, pueden hasta acabar con ella.

 Eliminemos el tabú, derribemos el estigma, hablemos de ello. Como siempre la información es poder y la comunicación es básica para ello. 

 Me viene a la cabeza la frase de "nadie será recordado por sus pensamientos secretos" y me enorgullezco de decir que mis pensamientos e intenciones son tan claros como yo.

 Por si acaso, os recuerdo uno de los que más me interesan ahora mismo: 

AYUDAR

 Ayudar a que nadie se sienta un bicho raro por tener una enfermedad, ayudar a entendernos, ayudar a comprender que hay esperanza siempre, ayudar a amarnos más, ayudarme a mí misma. 

 Como el mejor argumento es la experiencia, os diré que si, que yo voy al psiquiatra. Y cada vez me gusta más.

 Tanto en el caso de una simple revisión, como en el caso de una enfermedad, es sin duda un médico fundamental y valiosísimo para la vida en general.

Ayuda, ayúdate, te sentirás mejor.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Tristeza...

  Y a veces, hagas lo que hagas, se presenta igual...No avisa, simplemente está y, en mi caso, se acomoda entre la garganta y el estómago, llegando a doler también físicamente y a, sin más, hacerte hasta llorar.
   
   Esos días, son normales también. Hay que entenderlos y verlos así. Te ayudan a apreciar los otros mejores y, últimamente, sabiendo esto, simplemente procuro no oponer demasiada resistencia y, como la montaña con las nubes, o Zaragoza hoy con su niebla, mantener la calma, y dejarlos pasar.

   Oí que la tristeza es una emoción tan necesaria como todas las demás. Te ayuda a evolucionar, a adaptarte a cambios y pérdidas, y a reorientar. 

   Estar siempre feliz, restaría belleza a la felicidad. 

   No está mal, por un rato, permitirse un poco de melancolía, alguna lagrimita, un capricho extra... sabiendo que mañana, se pasará.

   Feliz febrero.




jueves, 26 de enero de 2017

Encuéntrala

   Dicen que nacemos con la FELICIDAD dentro, e igual que con la ingenuidad o la curiosidad, poco a poco la vamos perdiendo.

   Sólo unos pocos afortunados la conservan porque si. Qué maravilla.

   El resto, empezamos a pensar que encontrarla de nuevo, radica en cumplir esto o aquello, que se supone que es lo que toca,  lo "que debe ser"

   —aprende sin preguntar, cree todo lo que te dicen sin dudar, saca buenas notas en las asignaturas que han decidido que son por las que se te debe juzgar, ten un novio muy guapo, consigue un buen trabajo tradicional y estable, cásate, ten hijos, viaja mucho, ten un cochazo, dinero de sobra, mantente guapa según lo establecido, no te muestres vulnerable, se fuerte...

   A veces, conseguir determinadas metas, que en muchos casos, no son las nuestras, nos vale como placebo. Estamos tan acostumbrados a pensar que es ese el objetivo, que al cumplirlo te sientes bien. Y no está mal. Sin embargo, otras veces no lo cumplimos y no nos gusta. O si que lo cumplimos, y tampoco nos gusta. Es entonces, cuando más desafortunados nos sentimos, cuando estamos como perdidos, cuando nos preguntamos "¿esto es todo?, no puede ser. Tiene que haber algo más."
Esa, es nuestra oportunidad. Es nuestra ocasión de pensar qué es lo que queremos de verdad.

   A veces la pregunta llega sola, otras, llega tras un fuerte golpe...pero aunque no lo parezca, aunque duela en el alma, es la llave que nos llevará a abrir la puerta de nuestra propia vida.

   Creo sinceramente que ésta, encontrar nuestra "llave", debería ser la principal asignatura desde pequeños. Quizá si nos tratáramos como seres emocionales que somos, si entendiéramos lo que nos ocurre por dentro y como gestionarlo combinado con lo que va pasando por fuera, esa felicidad con la que nacemos, no sería objeto de duda ni pérdida.

   Ojalá algún día, así sea.

   Buenos días.

   Fuerza y luz.




lunes, 16 de enero de 2017

Grandes maestros




Una vez oí a mi padre (otro gran maestro para mi) decir que tan importante como los triunfos, o incluso más, son los fracasos.
Vengan en la forma que vengan, siempre te enseñan algo.
Recuérdalo y aprende de ellos.
Son grandes maestros.

lunes, 9 de enero de 2017

Don't stop until you're proud

Ya van varios años que me cuesta encontrar el post que quiero que abra nueva etapa.
Para mi es una responsabilidad, pues como con el principio y fin de los libros, es lo primero que suelo leer una vez pasado el tiempo.

Como muchas veces, he encontrado la inspiración en un pequeño texto:

"Don't stop until you're proud" 
"No pares hasta que estés orgulloso"

Me ha parecido un gran punto de partida general para este nuevo año, y más teniendo en cuenta que en mi caso lo empiezo con importantes planes y claros propósitos. Sólo encontrarlos ya me hace sentir mucho orgullo pues no ha sido fácil elegir seguir adelante y aunque no está en mi mano, lamentablemente, que salgan como espero, si lo está el dejarme la piel para conseguirlo.

No hace falta que las cosas salgan como uno desea o imagina para estar satisfecho, el mayor propósito es hacerlas, es lucharlas, es intentarlo todo y no rendirse, no parar hasta estar orgulloso. Esa es la recompensa.

Así que vamos, a ello, con fuerza, con ganas, con valor y esperemos que nos acompañe la suerte. (Mi chico, no iría mal una manita desde el cielo ;))

Adelante mis valientes, sintámonos orgullosos.
Vamos por ti 2017
;)